Laprida no para de sorprender, a pesar de la pandemia sigue trabajando en post de volver de la mejor manera. Además una mujer que vive fuera de la argentina les realizó una donación que será utilizada en infraestructura.

La ilusión es lo último que se debe perder, dice el viejo dicho, y más aun en tiempo donde una pandemia invade el mundo. En esta ocasión, y más teniendo en cuenta que lo económico es primordial, un acto de solidaridad tocó las puertas del club pocitano.

Es así, en Laprida Futsal, las buenas nuevas llegaron en materia prima para pode cumplir el sueño de infraestructura propia. Marisa Miranda, una mujer que vive fuera del país hace años, decidió apostar por este grupo de jóvenes aventurados en nuestra disciplina.

“Ella vio como trabajamos y el esfuerzo que hacemos para mejorar, gracias a nuestras redes sociales donde observa cada paso que damos” Cuenta Walter Luna, quien emocionado nos contó de este gran gesto de la mujer que vive en los Estados Unidos.

Con el dinero se compró 40 cajas de cerámicos, con sus respectivas bolsas de cemento, las cuales cubrirán 100 m² del zoom que posee la institución. Esto comprende comedor, cocina y baños.

A pesar de no estar en actividad, los clubes se la rebuscan para seguir adelante. Pero en esta ocasión no podemos dejar pasar que a pesar de estar fuera del país, seguimos apostando por los nuestros.